Conoce cómo hacer un contrato de arrendamiento que te permita proteger tu patrimonio y satisfacer a tus inquilinos durante la crisis de salud actual.

Un contrato es un acuerdo legal en el que dos partes adquieren derechos y obligaciones en partes iguales. En el sector inmobiliario, estos documentos son de suma importancia ya que legalizan una transacción, la validan y protegen a los involucrados de fraudes o malos entendidos. Al ofrecer una propiedad en renta, hacer un contrato de arrendamiento es de suma importancia, ya que ayuda proteger tus derechos como propietario y arrendador de la propiedad, asegurar el cumplimiento de las obligaciones del arrendatario y salvaguardar tu patrimonio. Con la pandemia actual que afecta a México, es indispensable saber cómo elaborar un contrato de arrendamiento que te permita estar preparado para afrontar cualquier conflicto que surja más adelante, tomando en cuenta el contexto social y económico tanto del país como de la ciudad donde se encuentra el inmueble.

Elementos del contrato de arrendamiento

Para hacer un contrato de arrendamiento válido este debe elaborarse por escrito. El Código Civil Federal establece en el artículo 2448-F que al hacer un contrato de arrendamiento, este por lo menos, debe incluir información básica como:

  • Nombre completo del arrendador y arrendatario.
  • Dirección del inmueble.
  • Descripción detallada del inmueble, instalaciones y accesorios, así como el estado en que se encuentran.
  • Monto de la renta.
  • Monto de la garantía o depósito de seguridad, en caso de haberla.
  • Mención expresa de la finalidad del inmueble arrendado, es decir, si este es habitacional, comercial, etc.
  • Fecha de inicio y finalización del contrato de alquiler.

Cláusulas del contrato de arrendamiento

Al hacer un contrato de arrendamiento también se deben incluir los pactos y condiciones especiales acordados entre el arrendador y arrendatario, conocidas como cláusulas del contrato. Aunque muchos contratos de alquiler comparten las mismas cláusulas, la manera correcta de cómo elaborar un contrato de arrendamiento es personalizar estas cláusulas dependiendo de los acuerdos entre el arrendador y arrendatario.

Algunas cláusulas que puede incluir al hacer el contrato de arrendamiento son:

  • El plazo para cubrir el pago del alquiler.
  • Usos permitidos de la propiedad.
  • Usos permitidos de las áreas comunes.
  • Si está permitido o no el subarrendamiento.
  • Si están permitidas las mascotas en la propiedad.
  • Quién es el responsable del pago de los servicios.
  • Quién es el responsable del mantenimiento.

Cláusulas del contrato de arrendamiento necesarias por la pandemia

Debido al impacto de la pandemia de COVID-19 en la vida cotidiana y laboral de los individuos, al hacer un contrato de arrendamiento es pertinente que tanto el arrendador como los arrendatarios consideren diferentes escenarios provocados por la presencia del virus y los incluyan dentro de las cláusulas del contrato.

Limpieza de las áreas comunes

Si la propiedad en renta es un departamento con áreas comunes como elevadores, recepción, escaleras, etc., es importante que al hacer el contrato de arrendamiento se incluya información sobre la desinfección de estas áreas. Algunos puntos importantes son quién es responsable de desinfectar las áreas comunes, cómo se financiará la desinfección, cuál es el uso permitido de estas áreas, entre otros.

Depósito de seguridad

Solicitar un depósito de seguridad es un procedimiento común y una cláusula estándar en casi todos los contratos de alquiler. Generalmente el depósito de seguridad sirve para cubrir los daños causados a la propiedad por el arrendatario, así como para pagar otros gastos como el pago de servicios, en caso de que el arrendatario no lo cubra. Sin embargo, ante la inestabilidad económica y laboral provocada por la situación actual, el arrendador puede considerar aumentar el monto del depósito de seguridad al hacer el contrato de arrendamiento, a fin de tener un fondo que permita cubrir el pago de la renta en caso de que el arrendatario sufra la pérdida de sus ingresos.

Pago del alquiler

Otra manera de cómo elaborar un contrato de arrendamiento que considere la situación actual es incluir cláusulas que estipulen cómo deben proceder ambos miembros del contrato en caso de que el arrendatario no pueda cubrir el pago del alquiler. Algunas alternativas para el pago del alquiler son reducir el monto de la renta y suspender el pago por un plazo determinado, o hasta que el arrendatario pueda financiar el pago nuevamente, a cambio de obtener intereses por el incumplimiento.

Término del contrato

Al hacer un contrato de arrendamiento también es importante aclarar bajo qué circunstancias tanto el arrendador como el arrendatario pueden finalizar el contrato de arrendamiento. La falta de mantenimiento, falta de pago o daños a la propiedad son algunas razones por las cuales puede terminar un contrato de alquiler, pero bajo la situación actual también es prudente incluir otras situaciones como fallar en desinfectar las áreas comunes o realizar actividades que expongan la salud de otros inquilinos.

Consejos para hacer un contrato de arrendamiento durante la pandemia

Aprovechar las plataformas digitales

Además de aprovechar plataformas inmobiliarias para anunciar su propiedad y permitir que posibles arrendatarios la conozcan a través de fotografías y videos, el arrendador puede aprovechar aplicaciones de llamada o videollamada para negociar el contrato de arrendamiento sin salir de casa. Al hacer el contrato de arrendamiento a distancia y reunirse para firmar el contrato ya elaborado, el arrendador y arrendatario logran disminuir el tiempo de contacto y el riesgo de exposición al virus.

Contar con flexibilidad

Debido a la inestabilidad actual provocada por la pandemia, una buena estrategia para lograr rentar una propiedad es contar con flexibilidad al hacer el contrato de arrendamiento. Al negociar el contrato de alquiler, se pueden modificar cláusulas como la duración del contrato, el subarrendamiento o la posibilidad de albergar mascotas, así como llegar a acuerdos como cubrir el depósito de seguridad en múltiples pagos.

Obtener asesoría profesional

La asesoría de un profesional como un agente inmobiliario puede ser útil si el arrendador busca cómo elaborar un contrato de arrendamiento justo y que no cuente con cláusulas abusivas. Además, el agente inmobiliario puede actuar como mediador y testigo durante la negociación y firma del contrato de arrendamiento, lo que permite contar con el respaldo de esta figura en caso de existir una disputa legal más adelante. Hacer un contrato de arrendamiento que tome en consideración la crisis de salud actual te permitirá contar con mayor seguridad para rentar tu propiedad sin exponer tu patrimonio.

https://www.milenio.com/bienes-raices/como-hacer-un-contrato-de-arrendamiento-durante-la-pandemia

Te acompañamos en tus proyectos

    ¿Necesitas ayuda especializada? Nosotros te ayudamos